Aquellas empresas con incidencias de morosidad en el cobro de sus facturas que requieren de un servicio de reclamación de sus impagados deben comprender la diferencia que existe entre externalizar la gestión de reclamación de deudas con una empresa de cobro de morosos y servicios de cash management como SEGURCOBROS o delegar sus deudas en empresas con acceso al dinero del cliente.

Existen numerosas empresas de gestión de cobros, pero la mayoría son cobradores que reciben el pago directamente del deudor, con el consiguiente riesgo para el cliente. Es sumamente desagradable el haber confiado en una empresa de cobros que haya conseguido cobrar y que posteriormente retrase o evite el pago al cliente.

Externalizar la reclamación de impagados con una empresa de cobro de morosos profesional supone, que aunque al contratar con ellos, les haya otorgado la capacidad para reclamar sus impagados, siempre será el cliente el que recibe el pago del deudor.

Esta práctica de cobros no solo reporta un evidente beneficio al cliente en materia de tranquilidad y confianza, sino que también repercute de manera positiva en la probabilidad de pago por parte del deudor. Los cuales , ya no pueden esgrimir la conocida excusa, por todos los profesionales de gestión de cobro de morosos, de “yo no les debo a ustedes” o “yo a ustedes no los conozco y no tengo por qué pagarles nada”.

Solo las mejores empresas de cobros pueden ofrecerle esta honesta práctica de la profesión.

La mayoría de las empresas de cobros evitarán esta práctica como gato escaldado y esgrimirán la excusa de un posible impago por parte del cliente sobre la comisión establecida. Acuérdese entonces del conocido refrán: ” QUIEN NO SE FÍA, NO ES DE FIAR ”

AdobeStock_76023960